3 causas comunes por las que llevar el coche al taller

3 causas comunes por las que llevar el coche al taller

Diferentes estudios revelan que las averías más comunes que suelen tener los coches se producen en aquellos que tienen 10 años o más. A esta cifra, hay que sumarle que nuestro país tiene un parque de vehículos antiguo, donde más del 60% de los vehículos tienen más de 10 años. Por eso, es normal llevar el coche a un taller reparación vehículos Coslada para solucionar cualquier eventualidad.

Causas más comunes por las que llevar el coche al taller

Una de las causas más comunes por las que puede ser llevado un vehículo al taller, guarda relación con los despistes a la hora de repostar en una estación de servicio. Puede parecer extraño, pero te sorprendería saber cuántas personas repostan diesel en un coche de gasolina o al revés.

Otra de las razones es por otro despiste muy común, no controlar los niveles de líquidos del motor. Aunque todos los coches cuentan con pilotos de aviso cuando el nivel de determinado líquido es bajo, no siempre se le hace caso inmediatamente o puede que la luz del piloto no funcione y se circule con niveles bajos de aceite, líquido de freno, agua, anticongelante, etc.

Finalizamos con las suspensiones, algo en lo que no todos los conductores se fijan. El hecho de transitar por carreteras en mal estado con muchos baches, aparcar sobre desniveles o dar golpes contra los bordillos aparcando, hace que la suspensión se resienta y pierda efectividad, lo que puede afectar al agarre de las ruedas en las curvas, en la distancia de frenado o en el confort al conducir.